Archivo

Archive for the ‘Prof. Daniel González’ Category

Trastorno Alimentario

 y su articulación con el trabajo del acompañante terapéutico

por Prof. Daniel González

Creemos que el trabajo del AT es fundamental y necesario conjuntamente con el equipo interdisciplinario, en la recuperación de pacientes que sufren este tipo de trastornos, los argumentos que sostienen dicha afirmación los desarrollaremos a continuación:
    El trabajo del AT es prestar el YO, y contener , mas en de los trastornos alimentarios, los mismos están ampliamente ligados a un estado depresivo y son en conclusión un intento de suicido silencioso y lento por parte de la persona enferma.  Por lo tanto, creemos que es necesaria la participación de un Acompañante Terapéutico que pueda contener, proteger y ayudar a cambiar estas ideas que ponen en riesgo la vida del paciente. Leer más…

Las derechas y las izquierdas en latinoamérica: ¿ dos caras de la misma moneda?

septiembre 4, 2009 3 comentarios

por Prof. Daniel González

Las izquierdas y las derechas en nuestra América  Latina todo lo que hoy existe como lucha de “cambio social” es meramente reivindicativa (“reformista”) dentro de los marcos del sistema capitalista y los objetivos que se buscan ya no son colectivos (transformar de raíz a las sociedades y al mundo) sino individualistas y sectoriales, y no avanzan más allá de querer “humanizar” al capitalismo, hacerlo más digerible y menos injusto (ecología, “derechos humanos”, “calidad de vida”, etc.). O entrar a negociar para que siga el orden democrático (Caso Honduras)
Leer más…

Toxicómanos y drogadicción La relación de los sujetos con el objeto sustancia

abril 14, 2009 4 comentarios

por Daniel González

Para pensar el tema de las toxicomanías es necesario delimitar el concepto que remite a la especificidad del acto toxicómano, ese acto habla de la particularidad de quien consume y cómo a partir de allí  se puede desarrollar una toxicomanía, que generalmente se convierte en el eje de la existencia de un sujeto, la particularidad de ese acto también nos sirve para pensar un tratamiento posible.
Cuando una toxicomanía se desarrolla se comienza una carrera institucional, idas y venidas, en la cual generalmente la angustia y desesperación se manifiesta en los familiares. Leer más…

El Ministerio de “Dios”

Ser ministro de Economia en la Argentina, el sillón en el  que ni “Dios” ni el “Otro” quisieran sentarse.

por Prof. Daniel González

En últimos 60 años transcurridos en la Argentina entre agosto de 1945 y agosto de 2005, hubo 61 bien intencionados ministros que se comprometieron a manejar la economía de los argentinos. Algunos, se mantuvieron por muchos años; otros, por apenas un día, otros solo unas horas , más cuando la Argentina se asomó al abismo. Sería interesante conocer sus nombres y apellidos, ya que varios repitieron e incluso hubo algunos que al mirar las cuentas de la Nación  fallecieron en ejercicio del puesto.
El primero de estas seis décadas —aunque con el cargo de Ministro de Hacienda que inauguró el notable Mariano Fragueiro el 6 de marzo de 1854—, fue Ceferino Alonso Irigoyen, quien juró el 7 de mayo de 1945 y se fue el 23 de agosto de ese año.
En algunos años, como sucedió en el primer gobierno de Juan Domingo Perón, la responsabilidad estaba repartida entre los Ministerios de Hacienda y Finanzas, aunque luego se les sumó un Ministro Secretario de Economía. Así, podría decirse que nominalmente (por definirlo de alguna manera) el primer Ministro de Economía de la Argentina fue Roberto Ares, que juró el cargo 19 de enero de 1949, bajo el gobierno de Perón
La llamada “Revolución Libertadora” anuló el Ministerio de Economía, que recién vuelve a aparecer en 1958, cuando Emilio Donato del Carril inagura el 1º de mayo de 1958, podría decirse que oficialmente y sin nigún aditamente, el sillón de Ministro de Economía, así, a secas.
En 1966, la otra mal llamada Revolución Argentina, del gobierno de Onganìa para que no queden dudas sobre qué pensaba acerca de la vinculación entre economía y trabajo, inaugura el quinquenio del Ministerio de Economía y Trabajo. El primer funcionario en jurar el puesto fue Jorge Salimei, el 29 de junio de 1966. En un gambito cuanto menos llamativo, en la última etapa de esa “Revolución” directamente borraron el puesto. Con un aparente deseo de volver a las fuentes y como un guiño político muy sutil al peronismo se creó el Ministerio de Hacienda y Finanzas, que inauguró Juan Quilici el 1º de junio de 1971.
En estas últimas seis décadas, hubo muchos que le tomaron tanto gusto al puesto que no dudaron en reiterar su vocación de servicio, aunque —vale la pena aclararlo— no necesariamento por el éxito de su gestión previa, sino porque no había otro o por las presiones que recibieron los gobiernos de turno.
Los más “repetidores”, en el cargo, con tres nombramientos, fueron el peronista Alfredo Gómez Morales y su antítesis (siempre con gobiernos militares) Jorge Wehbe.
Con dos juramentos y ninguna flor, hay muchos: Eugenio Blanco, Adalbert Krieger Vasena, Alvaro Alsogaray, Roberto Alemann, Juan Carlos Pugliese, José Dagnino Pastore y Pedro Bonnani. Pero hay un par de personas que repitieron dos veces el juramento y que, seguramente, están entre los más recordados por la gente: José Alfredo Martínez de Hoz y Domingo Cavallo. Dios lo cria y el viento los amontona.
El Mingo o Joe, tienen distinta cuna, tradiciones y costumbres. Uno, llegó desde la aristocrática tradición del Jockey Club, la Sociedad Rural, la caza mayor en Africa y ancestros que se remontan a la época colonial.
El otro, hijo de un fabricante de escobas de San Francisco, Córdoba. Por esas cosas de la movilidad social, ambos fueron funcionarios del mismo gobierno militar que hizo mucho para que esos encuentros no se repitieran (ojo fue casualidad).
Pero además, están unidos por las políticas de sobrevaluación del peso dèbil (la tablita y la convertibilidad) y el masivo endeudamiento externo e interno. Y las primeras consecuencias de esas políticas: la desindustrialización de los 70 y los 90 y la desestructuración social y los vínculos familiares. Ambos, además, generaron las condiciones económicas de las dos de las mayores crisis que padecieron los argentinos.
Sin embargo, fueron los que permitieron que la mediocre clase media argentina viajara a Miami, a Brasil, al Caribe por primera vez, épocas como la recordada, plata dulce, la pizza con champagne. ¿Será por eso que son tan famosos los ministros de Economía?.

Ejercicio de memoria

Aquí va una guía de los Ministros que mas duraron, y pasaron al anonimato, los de corto alcance, pero muy recordados, los que estuvieron solo días, un día, y otros algunas horas, en el ejercicio del cargo.

Los que más duraron:

-Ramon Cereijo : 6 años(desde el 4 de julio del 46 hasta 4 de junio del 52)
– Domingo Salaverry: 6 años ( desde el 12 de octubre de 1916 al 22)
– Domingo Felipe Cavallo : 5 años y ocho meses (desde el 31 de enero del 91 hasta agosto 1996).
– Victor Molina : 5 años y dos dias ( desde el 10 octubre del 23 hasta 12 de octubre del 1928).
– Jose Martinez de Hoz : 5 años ( desde 29 de marzo de 1976 hasta 29 de marzo del 81).

Los menos de lo menos

-Federico Pinedo : 24 días (del 6 al 30 de abril de 1962).

-Pedro Jose Bonanni: 22 días ( del 22 de julio hasta 14 de agosto de 1975).

-Ricardo Lopez Murphy: 16 días ( del 5 al 20 de marzo del 2001).

-Miguel Roig: 7 días ( 8 de julio al 17 de julio de 1989) FALLECIO.

–         Rodolfo Frigeri : 6 dias ( del 23 al 29 de diciembre del 2001).

-Jorge Capitanich : 2 días ( del 21 al 23 de diciembre del 2001).

-Nicolás Gallo : 7 horas y 25 minutos . en las últimas horas del Gobierno de De la Rua ( ojo, record mundial).

Los Ministros de Economía en la Argentina, siempre fueron los fusibles de los gobiernos de turno. La Argentina tuvo 123 ministros de economía, hacienda o finanzas, cargo creado desde mediado del siglo XX , casi la mitad de ellos, 59 no llegaron a cumplir un año de mandato.
Los demás, si, los demás lo dejamos para que Usted los analice.

Escrito con el Navegador Flock

Tags: ,