Archivo

Posts Tagged ‘zodíaco’

Xul Solar: los temas esotéricos en su pintura

enero 17, 2008 5 comentarios

ANA ZETINA: Profesora de Filosofía (UBA). Directora de «Anfitrite»: Escuela de Mitología y Simbología. Co-autora  de «El Saber del Mito» – Ed. Claridad.ELSA  ROLLA: Profesora de Bellas Artes, egresada de la Escuela Nacional P. Pueyrredón. Investigadora en Simbología. Autora de diversas publicaciones sobre el tema.


Para un artista simbólico  como
Xul Solar,  el interés por las
religiones, la astrología, la cábala y el tarot es obvio, puesto que son lenguajes por excelencia y exclusivamente análogo-simbólicos.
El símbolo abarca todos los aspectos y órdenes de la existencia, es totalizador y justamente el arquetipo Neptuniano  -tan poderoso en Xul- conduce a la percepción totalizadora. Por ello el símbolo se comporta como su mejor y eterno medio. Para una mente como la de Xul que se introdujo en el misterio de la Unidad, era lógico arribar al misticismo dado que este misterio lleva inevitablemente a la fraternidad universal.
La gran aventura de Xul, un verdadero iniciado surgido natural y solitariamente en pos del conocimiento esencial, lo puso en la necesidad de utilizar la pintura como elemento de comunicación ya que posibilita que las imágenes se transformen en símbolos que transmiten contenidos espirituales. Y así nacieron  las obras de Xul donde toma como tema los sistemas simbólicos que narran la experiencia evolutiva humana, como lo son: EL ZODÍACO, EL ÁRBOL CABALÍSTICO Y EL TAROT.
A partir de 1930 Xul comienza a introducirse cada vez más en los temas esotéricos pero en la década de los 50, específicamente entre el 51 y  el 54, es donde aparecen estas maravillosas creaciones suyas.
En esta entrega nos dedicaremos a sus Signos Zodiacales, dejando para la próxima el Tarot y los Árboles Cabalísticos.
EL ZODIACO DE XUL SOLAR

Las obras más importantes sobre el Zodíaco que Xul realiza son del año 1953: “Zodíaco” -que es la que tomamos fundamentalmente para su análisis por ser la principal y última versión-, más “Signos Zodiacales Impares” y “Signos Zodiacales Pares”, basadas en la misma interpretación de «Zodíaco».
También existen acerca de temas astrológicos y expuestos en su Museo: “Máscaras Planetarias” y “Marte y Saturno” del mismo año citado, además de “Planetas y Regentes” de 1955.  Anteriores, y que se puedan tomar como posibles antecedentes de su más completo “Zodíaco”, son “Zodíaco Titi” y “Zodíaco” de 1949 y los retratos-horóspocos de varias personalidades como el de “Miguel Angel Asturias” de 1952.
El origen de sus peculiares Signos Zodiacales parece haber sido el proyecto de una obra de marionetas, donde los personajes que representan los Signos jugaban un “Teatro del Destino”. Nos esforzaremos en comprender su interpretación astrológica,  aproximándonos a lo que nos quiso decir.
Primeramente señalaremos algunos puntos que diferencian la concepción de este Zodíaco del Zodíaco tradicional:

*  No guarda la forma circular, sino por el contrario, la obra completa esta concebida en un eje lineal horizontal. En este eje podemos distinguir un ritmo zigzageante, que conforma dos niveles: uno superior y otro inferior.
En la zona superior coloca a los Signos Impares u opuestos-complementarios de Aire y Fuego: Géminis, Aries, Acuario, Sagitario, Libra y Leo. Las figuras que los representan son -con excepción de Acuario- altas y delgadas, respondiendo a lo esencial de estos Elementos que hacen referencia a la mente y al espíritu respectivamente.
En la  zona inferior ubica a los Signos Pares u opuestos-complementarios de Tierra y Agua: Tauro, Piscis, Capricornio, Escorpio, Virgo y Cáncer. Estas figuras -con excepción de Escorpio- son pequeñas o bajas, puesto que éstos se refieren al plano físico, lo material y estable y a las honduras de lo psíquico y emocional.
Es notorio el interés que Xul tenía en agrupar los Signos en Pares e Impares, ya que en las otras dos bellísimas obras  sobre ésta versión los Signos, así los presentó.
*  No respeta el orden del Zodíaco ni los designa con los sigilos (1) y números tradicionales. Pero es importante destacar que este otro orden de los Signos no modifica en nada la alternancia de los Elementos y los Signos que son pares o impares: el cambio sólo radica en que los tres cuadrantes comienzan con el Elemento Aire  siguiendo con la Tierra, el Fuego y el Agua en lugar de ser Fuego, Tierra, Aire y Agua como lo es en el Zodíaco tradicional (y recordemos que en éste último, el orden de los Signos es el siguiente:1- Aries, 2- Tauro, 3- Géminis, 4- Cáncer, 5- Leo, 6- Virgo, 7- Libra, 8- Escorpio, 9- Sagitario, 10- Capricornio, 11- Acuario, 12- Piscis). Todos los sigilos y números están rodeados con el color predominante en cada una de las figuras.
* Una línea de horizonte los sostiene, excepto dos que tienen otros puntos de apoyo: Tauro y Acuario; y dos que surgen de un plano no visible: Escorpio y Leo.
*  La perspectiva que Xul utiliza es la típica Oriental, llamada de “planos rebatidos”. No obstante en la configuración de esta galería de Signos, el espacio es ambigüo: resulta tan común a todos, como individual o propio de cada uno, teniendo bien identificado su hábitat, al mismo tiempo que no se pierde la unidad del conjunto.
* Las  misteriosas criaturas que  simbolizan cada una de las fases de su Zodíaco son eclécticas. Leer más…

Categorías: Arte Etiquetas: , , ,