Inicio > Futuro, Música > Dificultades para la interacción musical

Dificultades para la interacción musical

por Oscar Mario Iovanetti

Anteriormente, nos referimos escueta  y directamente a dos géneros musicales; el rock y el jazz. Pero el universo musical es infinitamente diverso, por lo que vamos a tratar de dar un pantallazo sobre la dificultad de emparentar distintos géneros musicales. Se ha desatado una  especie de moda, que como toda moda pasa y se modifica constantemente y consiste en fusionar ritmos muy disimiles con el fin de crear una corriente musical creativa, pero en la mayoría de los casos, no consiguen su cometido y caen en la simpleza de mezclar  y no crear música.
A pesar de todo,  se registran excepciones a la regla, una de ellas puede ser Dino Salluzzi (bandoneón)  que en sus comienzos tocaba música litoraleña , mesopotámica, chamamé y otros ritmos folklóricos y en su autoexilio europeo se mezcló con músicos de diversos orígenes y concepciones musicales, dando lugar a una interacción folklórica, jazzistica y étnica, de primer nivel musical, que sí da la sensación de una nueva forma musical y no una mezcla sin ton ni son de estilos. Buenos ejemplos de esto son sus discos en ECM Andina,  Kultrum y Mojotoro.
No podemos dejar de mencionar a uno de los mentores de este movimiento, el Maestro Astor Piazzola, que tuvo que luchar contra todo un enquistado sentimiento tradicionalista, que aun hoy sostiene que lo suyo no es tango. Efectivamente es una música muy excelsa que apoyada en las raíces del tango, se encargó de darse a conocer en todo el mundo.
Otro ejemplo mucho más cercano, es el del guitarrista Luis Salinas, que desde un silencioso trabajo, logró en su CD (Salinas GRP) fusionar ritmos folklóricos, tango, salsa y boleros; sin perder el tinte jazzistico de su estilo y dándole un toque de autenticidad y espontaneidad que desborda en cada acorde.
Muy distinto es el caso de algunas bandas de rock autóctonas, que quizás de buena fe, intentan fundirse con ritmos folklóricos, creando un producto híbrido y sin matices atractivos,  una mezcla de agua y aceite que realmente resulta incompatible.
También no nos parece muy logradas las incursiones de la gran Mercedes Sosa cantando temas de Charly, Porchetto o Gieco. No queremos dictar cátedra, solamente opinamos y damos nuestro parecer, la Negra, sola con una caja y cantando una baguala, nos resulta mucho más conmovedora que una parafernalia electrónica de midis, teclados y sinclaviers.
No queremos dejar de lado otra variante de las fusiones y es el oportunismo de Los Auténticos Decadentes al convocar a Alberto Castillo, (venerable cantor popular de la década del 40) que logran una pseudodiversión que tiene mas de ridículo que de original.
Siempre y cuando las fusiones tengan mucho de experimental e investigativo, serán bienvenidas; pero en el caso de los negocios fortuitos y oportunistas que son la gran mayoría y a su vez los más publicitados, como las aristas de triángulos musicales que se tocan interactuando y proyectando una génesis cósmica que nos llevará al cenit de la creación, debemos estar preparados para saber diferenciar el tufillo a negocio que estas poseen y dejarlas de lado como se merecen condenando a los autores a una soledad general.
Esperamos que lo constructivo de esta crítica sirva para encauzar  a los dispersos y alertar a los escuchas.
Nos encontraremos en una próxima entrega buscando el único fin perseguido, la música
es una sola, la buena.

Anuncios
Categorías:Futuro, Música Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: