Inicio > Cine > Win Wenders

Win Wenders

por Waldo García

Wenders es un singular cineasta que en un momento fue respetado por sus colegas y críticos, hasta considerarlo en sus comienzos como uno de los directores de mejor futuro, pero luego todo se volvió en su contra, especialmente fueron los críticos los encargados de condenarlo, hasta considerar que su obra no es de gran valor.
Para el público masivo las obras que le valió la admiración fueron: “París Texas” y “Las alas del deseo” pero su falta de promoción han hecho que otras obras quedaran ignoradas, siendo verdaderas obras de arte.
Revisando su obra, uno puede concluir que Wenders es un director que aportó elementos originales y propios a la estética cinematográfica, lo mismo se puede decir de su narración pero esto fue producto de una incesante búsqueda e investigación de su principal conflicto, que consistía en cómo se cuenta una historia y como rescatar al cine clásico de la muerte del cine.
Wenders es uno de esos directores talentosos que seguramente no va a pasar al olvido,  si bien ha realizado películas magistrales y otras regulares es necesario conocerlo para comprender el por qué de su búsqueda.
Win Wenders nace en Alemania en agosto de 1945, tempranamente sintió pasión por el arte, la música, la pintura y el cine, convirtiéndose en un gran consumidor que se dedicaba a contemplar, a observar la estética artística, no tenía intenciones de crear pero esa contemplación sería la base de su cine.
Luego de su frustrado intento de estudiar medicina y filosofía decide que lo suyo es el arte. Mucho ha tenido que ver las asiduas visitas a la cinemateca de París, en donde llegaba a ver tres películas por día.
En la cinemateca conoce a un escritor principiante llamado Peter Hardke quien le consigue la posibilidad de escribir sobre cine, lo haría para la revista Film kritik y en un diario de Munich.
Mientras estudia en la Escuela Superior de cine y TV, realiza sus primeros cortometrajes: “Schauplätze” (1967), “Same players Shoots again” (1968), “Silver City” (1969), “Polizeifilm” (1970), entre otros.
En estos cortos comenzaba a plasmar el interés por el cuidado en la imagen y la utilización del Rock como música de sus films. Su pasión por el rock lo lleva a decir “El rock salvó mi vida”, lo decía en el sentido que el rock le daba identidad y que le permitió pensar en la fantasía, en la creatividad como algo relacionado como el placer.
Luego de su primer largometraje: “Summer in the city” (1970), comienza a surgir en Wenders la idea de que no se le ocurren historias, esta dificultad lo lleva a reflexionar por la necesaria función narrativa en el cine. Este será tema recurrente en sus películas, muchos de sus personajes muestran dificultades para escribir o relatar un hecho; en Wenders, se instala el conflicto entre la capacidad narrativa del cine clásico europeo y la capacidad de contar historias del cine americano.
Pero, Wenders, sabe que el cine es narración a través de las imágenes y él, con su cámara, era un buen observador, la cuestión era como esas imágenes transmitían una narración.
En su primer film se puede apreciar la falta de una dimensión narrativa y es por ello que para su segundo film recurre a su amigo, el escritor Peter Hardke.
Wenders lleva al cine la novela de su amigo “La angustia del arquero ante el penal”; a partir de aquí realizarán varias colaboraciones mutuas, por ejemplo Wenders recurrirá a su amigo en la película “Movimiento en falso” (1975), producirá la película “La mujer zurda” de Hardke, pone en escena la obra teatral, escrita por Hardke, “Por las Aldeas”(1982); a su vez Hardke prepara los diálogos de los ángeles en “Las Alas del Deseo”.
Con la segunda película, comenzará en Wenders, los desplazamientos de sus personajes de un lugar a otro, muchas veces ellos viajan sin saber por qué o que hacer, se van despojando de un pasado y se crean una existencia en el mismo acto de viajar. Pero como todo viajero es observador, es esa observación la que se va ir convirtiendo en narración.
De esta manera en las películas de Wenders la narrativa quedará reducida al impacto de la imagen y no en la acción dramática. Es por ello que la búsqueda de Wenders de encontrar una historia estará referida a esa acción dramática.
Su preocupación era entre narrar o no narrar, en “The logic of imagens”dijo: “Los relatos proporcionan a la gente la sensación de que existe un sentido, de que hay en última instancia un orden oculto detrás de la increíble confusión de apariencias y fenómenos. La noción de orden o relato está conectada con la de una mente divina. Los relatos son sustitutos de Dios o quizás sea al revés.”
El intento de Wenders de encontrar una historia lo lleva a filmar “La Letra Escarlata” (1972), basada en la novela, del mismo nombre, de Hawthorne, el resultado no fue de lo mejor.
Su siguiente trabajo, “Alicia en las Ciudades” (1973), es considerada por muchos como una de sus mejores películas. En este film, uno de sus personajes, Philip Winter, es un escritor trabado en escribir un artículo por encargo, solo obteniendo de su viaje fotos, es decir imágenes.
Es llamativo como  aquí aparece la problemática de Wenders, en tres elementos: el viaje, la imagen (fotos) y la imposibilidad de escribir.
En Cahiers du cinéma nº 400 dice: “Siempre tuve la impresión de que mis películas nacían de la confluencia de dos ideas o de dos imágenes complementarias. Por otra parte esos gérmenes parecen ser de dos grandes familias: las de las imágenes (de lo vivido, los sueños, la imaginación) y las de las historias (los mitos, las novelas, en fin los sucesos)”
En 1977 filmará una obra maestra, “En el transcurso del tiempo”, convirtiéndose en unos de los films esenciales de los 70; es una película en donde Win Wenders se permite la mayor libertad creativa sin estar preocupado por la historia a contar.
Junto con “Alicia….”, son películas en donde rescata al cine clásico, en especial a John Ford y F. Lang, demostrando como es posible narrar con imágenes.
Una de sus predilecciones cinematográficas habían sido los western, en especial los de Ford, porque de allí aprendía como se utiliza el espacio; muestra de ello es “El Transcurso del Tiempo” y Luego “París Texas”.
El éxito internacional comienza con “El amigo americano”(1977), adaptación de la novela  El juego de Ripley, de Patricia Highmith.. Logra gran éxito, pero también un nuevo conflicto dado por la disyuntiva entre cine de autor  y cine industrial.
La imposibilidad de adaptarse a la industria americana lo vive al filmar “Hammett”(1978). Esta experiencia le provocará un estado de gran desilusión, filmando una seguidilla de cortometrajes y films referidos al cine, van desde “Nick’s Movie/ Lightning Over Water(1983) hasta “Carta de Nueva York”(1983); en ellos trataba de demostrar que el cine había muerto.
En “El Estado de las Cosas” (1982), muestra la imposibilidad de un director de cine de realizar su película; uno de sus personajes dice “ya no hay historias”.
Fue necesario que Wenders realizara un viaje a Tokyo para recuperarse del desengaño sobre el cine, allí filmando “Tokyo – Ga” encuentra el espíritu creativo de Ozu, a quien consideraba como uno de sus maestros.
A partir de ese encuentro el poder creativo de Wenders ve nuevamente la luz y filma “París-Texas”(1984)
En este film parece encontrar el equilibrio siempre buscado entre imagen  e historia.
Dice Wenders: “Sin narración las imágenes que me interesan estarían amenazadas de extraviarse y parecer puramente caprichosas”
Luego vendría “Las Alas del Deseo”, considerada la mejor película europea de 1988 y en los 90 filmó varias películas pero fue blanco de la crítica; tal vez es cierto que pasa por un impasse creativo, pero es necesario rescatar “Lisbon Story”(1994), en donde hay un intento de recuperar el poder de la imagen, siendo técnicamente un recorrido por la historia del cine.
En 1997 “el fin de la violencia” fue recibida, en Cannes, con frialdad y para este año se espera un film de ciencia ficción. Como sabemos que un director, que realizó varias obras maestras, no puede perder el talento, es que esperamos que su próximo film nos vuelva a sorprender.

Filmografía completa
1967 Schauplatze (cortometraje)
1967 Same Player Shoots Again (cortometraje)
1968 Silver City (cortometraje)
1969 Alabama: 200 Light years (cortometraje)
1969 3 Amerikanische Lps (cortometraje)
1970 Polizeifilm (cortometraje)
1970 Summer in the City
1971 La angustia del arquero ante el penal
1972 La letra escarlata
1973 Alicia en la ciudades
1974 De la familia de los cocodrilos/la isla (para la T.V.)
1975 Movimiento falso
1976 En el transcurso del tiempo
1977 El amigo americano
1980 Nick’s movie/Lightning over water
1982 Hammett- Investigación en el barrio chino
1982 El estado de las cosas
1982 Habitación 666 -No importa cuando (para la T.V.)
1982 Carta de Nueva York
1984 París -Texas
1983/5 Tokyo-Ga(medio metraje)
1987 Las alas del deseo
1989 Apuntes sobre vestidos y ciudades
1991 Hasta el fin del mundo
1993 Tan lejos y tan cerca
1994 Lisboa Story
1995 Lumiere et compagine (para T.V.)
1995 Los hermanos Skladanowsky
1995 Más allá de las nubes
1997 El fin de la violencia
1999 The billion dollar hotel (en preparación)

Anuncios
Categorías:Cine
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: