Inicio > Filosofía > Hebert Marcuse: “El pensador olvidado”

Hebert Marcuse: “El pensador olvidado”

El 19 de Julio de 1898 nace Herbert Marcuse, en Berlín . En 1922 concluye sus estudios filosóficos en la Universidad de Friburgo y en 1930 participa en la fundación del Instituto de Investigación Social de Frankfurt, junto con E. Fromm, Adorno, Pollack.

Luego tras la subida de Hitler al poder se exilia en Ginebra primero y luego en Francia y finalmente en 1937 junto con Adorno se radica en EE.UU , en donde comienza a estudiar a Freud.

En los años 60 su pensamiento alcanza el mayor apogeo, al ser tomado por los estudiantes como uno de los pensadores que los representaba. Para él los estudiantes e intelectuales serían capaces de romper los rígidos esquemas de la sociedad que él denominó unidimensional.

Se inserta dentro de las corrientes marxistas con la intención de romper con un Marx filósofo. En donde se interesa por el concepto de alienación , sosteniendo que en el hombre su existencia es una existencia alienada y que solo puede ser pensada como negatividad y que nada tenía que ver con el “Marx adulterado por los burócratas” . Obviamente esto le valió la oposición de los marxistas. También reflexionó sobre el primer Hegel, el de la “Fenomenología del espíritu”, el resultado fué uno de sus libros capitales “Razón y revolución”, con el subtítulo de “Hegel y el surgimiento de la teoría social”.

En los años cincuenta critica al marxismo soviético, por haberse convertido en doctrina del Estado, al servicio de un poder burocrático.

Junto con estas críticas comienza a interesarse por el psicoanálisis, considerando que Freud brindaba elementos para el análisis crítico de la sociedad y de la cultura, encontrando los elementos teóricos que compensara las insuficiencias teóricas del marxismo.

Estas teorías la desarrolla en otro de sus libros fundamentales “Eros y civilización”, en donde sostenía la posibilidad de una sociedad menos represiva y más gratificante, en la que Eros debería predominar sobre Thanatos. Pero a condición de poner fin al trabajo enajenado y el surgimiento del Sujeto como sujeto de autorrealización. Toma la vertiente filosófica de Freud, que se expresa en los escritos que tratan sobre la cultura. Sobre todo, parte, del pesimismo de Freud en “El malestar de la cultura”. Freud sostenía la dualidad Eros y Tánatos y considerando al primero como el que comprende tanto las pulsiones sexuales, como también aquellas fuerzas sublimadas que han sido desviadas de sus fines y se encuentra al servicio de la cultura y Tánatos, es la pulsión de muerte. La cultura tiene en su base la lucha entre estas dos pulsiones. Una parte de la vida pulsional ha sido sublimada y otra desexualizada en aras del principio de realidad, es decir reprimida. Pero la represión de los instintos sexuales, incluye también a las agresiones de las que Eros extrae energía para canalizarla en la cultura, por lo tanto la cultura se sostiene en la renuncia pulsional, generándose agresividad y por lo tanto culpa. Es así que Freud no era optimista en que una sociedad pudiera ser feliz. Surgen en Marcuse conceptos originales, que son adaptaciones de la metapsicología freudiana a lo social, ellas son la represión sobrante y el otro el principio de actuación, que es una modificación del principio de realidad freudiano y tiene que ver con su forma histórica y concreta. La represión sobrante se refiere a la cantidad de energía libidinosa que se desvía de sus fines, pero es a través de las medios de reproducción social de la dominación (las instituciones).

Por lo tanto, Marcuse sostiene que una nueva y más racional organización de la sociedad es posible sin esa represión sobrante.

Pero la madurez de sus análisis aparece en 1964 con “El hombre unidimensional”, en donde gracias a los extensos estudios de Hegel, Marx y Freud, encara la novedosa forma de alienación que surgen en las sociedades industriales avanzadas, revelando el carácter totalitario de estas sociedades, en cuanto disciplinan e integran todas las dimensiones de la existencia.Estas sociedades logran la asimilación de las fuerzas y de los intereses de la oposición a un sistema, y la administración y la movilización metódica de los instintos humanos, lo que hace socialmente manejable y utilizables los elementos explosivos y antisociales del inconsciente. En donde el carácter unidimensional es inevitable en el pensamiento y en la sociedad, además la libertad se encuentra administrada y escondida, hay un estado totalitario que logra dominar y manipular las necesidades de los individuos. Fué uno de los primeros en analizar esta modalidad de los sistemas avanzaddos, sistema que hace que todo aquello que se le opone, sea integrado por el sistema y de esta forma lograr que sea inofensiva.

También criticó el carácter consumista de estas sociedades, al referirse a la minipulación de las necesidades del individuo, en donde se establecen relaciones libidinosas con la mercancía o un fetichismo total de la mercancía.

Hoy podemos ver muchas de los postulados de Marcuse en forma ampliada, como efecto de la globalización. Si hablamos de globalización la asociamos inmediatamente con pos modernidad, teniendo como uno de sus efectos la ruptura de los lazos sociales y por lo tanto el quiebre de la solidaridad.

En 1967 Marcuse alertaba sobre esto diciendo: “y es esta solidaridad la que ha sido quebrada por la productividad integradora del capitalismo y por el poder absoluto de su máquina de propaganda, de publicidad y de administración. Es preciso despertar y organizar la solidariadad en tanto que necesidad biológica de mantenerse unidos contra la brutalidad y la explotación inhumanas. Esta es la tarea, comenzar con la educación de la conciencia , el saber, la observación y el sentimiento que aprehende lo que sucede: el crimen contra la humanidad.”

Hay muchos pensadores o corrientes de pensamientos que de estar en la cima han pasado a ser desvalorizadas totalmente. Este es el caso de Marcuse que murio casi olvidado. De ser teórico de las revueltas estudiantiles pasó inadvertido durante los últimos años de vida.

Anuncios
Categorías:Filosofía
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: