Inicio > Literatura > Octavio Paz: aniversario de su muerte

Octavio Paz: aniversario de su muerte

Soy hombre, duro poco
y es enorme la noche
pero miro hacia arriba
las estrellas escriben
sin entender comprenden
También soy escritura
y en este mismo instante
alguien me deletrea
                      (Hermandad)Había nacido en 1914, hijo de un periodista que colaboró con Zapata. Siendo estudiante comienza a escribir a los 17 años.
Es influenciado por los poetas mexicanos del grupo “contemporáneo”,  los españoles de la generación del 27 y por la poesía de T.S. Eliot.
A los 22 años decide que quiere ser poeta y revolucionario y deja la universidad para ir a Yucatán, allí funda una escuela para hijos de obreros y campesinos. Es allí en donde conoce la realidad de los Mayas y escribe “Entre la piedra y la flor”.

Desde hace siglos de siglos
tu das vueltas y vueltas
con un trote obstinado de animal humano
Tus días son largos como años
y de año en año, tus días marcan el paso
Tu hablas una lengua
que no hablan los que hablan
de ti desde sus púlpitos
y juran por tu nombre en vano,
los tutores de tu futuro
las albaceas de tus huesos
tu habla es un habla de  raíces de agua.
En 1937 es invitado al Congreso de escritores antifascistas que organizaron los republicanos durante la guerra civil española.
En 1938 las revistas Taller y Taller poético reunía a la nueva generación de poetas relacionado con el surrealismo y el marxismo, entre sus integrantes se encontraban Efraín Huerta, Neftalí Beltrán y Octavio Paz.
Por aquellos años consideraba que la poesía era una experiencia de transformación del hombre y el mundo, era un acto revolucionario. Es de esta manera que sus primeras obras “Luna Silvestre”(1933) “No pasarán”(1936) tienen una marcada protesta social.
Luego abandonaría esta línea temática, pero sin dejar de lado la preocupación por el destino del hombre, en especial de su libertad. Aquí comienza a separarse del comunismo, considerando que la verdadera fraternidad se basa en la libertad.
De aquí en más considera que el poeta debe estar solo para ser crítico y va adquiriendo la convicción de que la palabra tiene facultades para crear el mundo del poeta. Ejemplo de esto son las poesías que van desde “Raíz del hombre (1937) hasta Piedra de Sol (1958) o La estación violenta (1958)”.
También Paz fue diplomático, experiencia que lo lleva a recorrer varios países y tomar distancia de México, es así como en 1950 escribe “El laberinto de la soledad” ensayo que se convertiría  en uno de los análisis más completos sobre la realidad mexicana. La pregunta central era ¿que significaba ser mexicano?.
Estando como diplomático en la India ve todas las connotaciones eróticas de la religión hindú y comienza a esbozar lo que treinta años después sería otro gran ensayo “La llama doble”, sosteniendo que el amor y el erotismo son la llama doble de la vida.
Luego de la matanza de estudiantes en Tlatelolco, producida en 1968, renuncia a la diplomacia.
Por aquellos años los intelectuales de América latina lo consideraban como uno de los pensadores  más lúcidos, entre los grandes admiradores estaba Cortázar.
Ensayos como “El arco y la lira” o “Los signos en rotación”, eran referencias de la intelectualidad de izquierda, dicho romance se va perdiendo cuando O. Paz comienza a producir un giro hacia un pensamiento más conservador, acusando al progresismo de tener una visión reduccionista de la realidad. Pero independientemente de su ideología no dejaba de sorprender con su poesía, en donde expresaba pensamientos sobre temas universales.
Obtuvo casi todos los premios importantes que puede recibir un escritor, entre ellos el Nobel en 1990.
Mantuvo su coherencia hasta el final de su vida, esta es defender la democracia y la libertad; la claridad de su pensamiento y el conocimiento de la belleza de las palabras lo ubican entre los más grandes escritores de habla hispana. En abril de 1998 falleció dejando una gran obra inmortalizada.
Por ello lo recordamos y que mejor que con una de sus poesías.

Decir: Hacer
Entre lo que veo y digo
entre lo que digo y callo
entre lo que callo y sueño
entre lo que sueño y olvido
la poesía
Se desliza entre el sí y el no
dice lo que callo
calla lo que digo
sueña lo que olvido
no es un decir
es un hacer
es un hacer que es un decir
la poesía se dice y se oye
es real
y apenas digo es real
se disipa
así es más real?

About these ads
Categorías:Literatura Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.457 seguidores

%d personas les gusta esto: